Dudas keratáfilas y sus respuestas "científicas"

¿Qué tan comunes son las fantasías cornudas en los hombres? ¿Las mujeres también fantasean con que les pongan cuernos? ¿Ser cornudo implica ser gay o bisexual? Estudios dan respuesta a éstos y otros cuestionamientos relacionados con la infidelidad.


Empecemos por decir por qué he entrecomillado "científicas" en el título del artículo. Desgraciadamente, en la comunidad científica los niveles de autocensura aún son muy altos. Por tal motivo, los temas "kinky" de sexualdiad son explorados de manera relativamente somera, principalmente mediante encuestas de Internet, que desgraciadamente no se apegan al rigor científico. No obstante, estos estudios son un avance que dan cierta luz sobre las interrogantes del tema que nos ocupa.

En primera instancia, mencionemos el trabajo del Dr. Justin Lehmiller, de Ball State Univesity, en Indiana, EE. UU., quien ha realizado una serie de estudios y artículos sobre temáticas de sexualidad, que ofrece en su sitio www.lehmiller.com. Sus investigaciones nos permiten responder las siguientes preguntas, entre muchas otras:

1) ¿Qué tan común es la fantasía cornuda? Un 49% de los hombres encuestados en un estudio dijo tener este tipo de fantasías. ¡Casi uno de cada dos hombres! Por enésima vez se reitera lo ya mencionado varias veces en estos espacios: la fantasía cornuda es mucho más común de lo que se piensa.

2) ¿Y las mujeres? Según el mismo estudio, 35% de las mujeres tienen fantasías cornudas. ¡Más de una de cada tres!

3) ¿Los seres humanos preferimos la monogamia? Es lo que socialmente se nos ha impuesto, pero 1 de cada 2 hombres y 3 de cada 10 mujeres no creen que la monogamia plena sea lo mejor. Lo curioso es que pese a estos datos, muchos otros estudios revelan que los niveles de infidelidad superan por mucho ese 50% de hombres y 30% de mujeres "no completamente monógamos". Lo cual nos confirma que seguimos siendo practicantes de la doble moral.

4) ¿La fantasía cornuda se relaciona con la baja autoestima? ¡Todo lo contrario! Un estudio revela que, a más autoestima, mayor la incidencia de fantasías cornudas.

Otro trabajo interesante es el de la Dra. Angela Lewis, que en 2011 realizó una investigación sobre fantasías cornudas, también basada en encuesta, que hizo revelaciones interesantes (http://documentslide.com/documents/fantasy-cuckold-survey.html).

1) ¿Las personas que tienen fantasías cornudas desean hacerlas realidad? ¡2 de cada 3!

2) ¿Las fantasías cornudas las tienen principalmente machos no-alfa? ¡Todo lo contrario! 67% de los encuestados que tienen fantasías cornudas se consideran machos alfa. ¿Sorprendidos? ¡Yo sí!

3) ¿Las fantasías cornudas son generadas por falta de sexo? De nuevo, al contrario. La mitad de los hombres con fantasías cornudas declaran tener relaciones sexuales con su pareja una o más veces por semana.

4) ¿El cornudo se siente inferior que los demás hombres? El 51%, no. El 24% emocionalmente. El 18% físicamente. El 7% intelectualmente.

5) ¿Los cornudos lo son porque tienen el pene pequeño? Muy lejos de eso. Tan solo el 13% de las personas con fantasías cornudas consideran su pene pequeño. No obstante, el 60% disfruta que le humillen por tener un pene pequeño (¡aunque no lo tenga!). Curiosidades de la mente cornuda.

6) ¿Los cornudos lo son por ser gays? También muy lejos de eso. Mientras sólo el 11% se considera "sissy" ("afeminado"), el 89% se divide entre bisexuales, voyeurs y quienes gustan de la humillación. A pesar de lo cual, 2 de cada 3 cornudos tienen cierto nivel de bisexualidad.

Ojalá conforme las sociedad vaya madurando se vayan realizando más y mejores estudios que revelen más realidades sobre el mundo de los cuernos y la sexualidad, en general.


Comentarios

Entradas populares de este blog

Manual para esposas que deseen hacer de su esposo un cornudo consentidor

El fetiche "cuernos consentidos": cuando la infidelidad de tu esposa te excita

Guía del Cornudo y la Corneadora