miércoles, 27 de octubre de 2010

Más confirmaciones de que somos infieles por naturaleza

Existe infinidad de encuestas que muestran que la infidelidad es mucho más común de lo que puede parecer. Comparto aquí un artículo que habla sobre una encuesta muy reveladora: el 71% de los hombres latinoamericanos reconocemos ser o haber sido infieles, en tanto que el 50% de las mujeres admite lo mismo.

Así es, en nuestra tradicionalista y machista Latinoamérica una de cada dos señoras le pone el cuerno al marido, ¿no es sublime? ¡Ahhhh!

Tomado de http://elcomercio.pe/mundo/658674/noticia-mayoria-latinoamericanos-son-infieles-concluyo-encuesta-sobre-sexualidad

La mayoría de latinoamericanos son infieles, concluyó encuesta sobre sexualidad

El 71% de peruanos reconoce haber engañado a su pareja, mientras que en las mujeres el porcentaje se reduce a 50%
Domingo 24 de octubre de 2010 - 10:09 am 

(Ilustración: Víctor Aguilar)
El mito de la cigüeña ha sido sepultado. Fue una muerte lenta e inexorable que empezó hace varios años. Inmersos en la era de la inmediatez informativa regida por Internet, no hay niño ni niña que se crea que el ave trae a los bebes desde París o que estos crecen en un huerto de coles. Una nueva manera de mirar la sexualidad se abre paso en Latinoamérica, desde temprana edad.

REVELACIONES
La empresa venezolana Tendencias Digitales realizó una encuesta por Internet a 13 mil hombres y mujeres, mayores de 18 años, de 11 países de América Latina. Fue a pedido del Grupo de Diarios América, uno de cuyos integrantes es El Comercio, y resulta bastante reveladora y demuestra que, pese a una mayor apertura hacia el tema, sigue imperando una suerte de tabú al tiempo de tratar estos temas en familia. Se constató que las fuentes de información más importantes siguen siendo las revistas o las amistades. De sexo se habla muy poco en los hogares latinoamericanos.

SILENCIO EN CASA
La encuesta arroja un promedio regional de 38% que afirma no haber discutido del tema en familia. El Perú aparece como el país más tímido: 45% de los encuestados respondió que se evita hablar del asunto en casa. La falta del diálogo intrafamiliar se refleja en el hecho de que 35% de peruanos declaró que nunca tuvo este tipo de conversación, mientras 36% declara que fue poco o nada satisfactoria.
Para la presidenta de la Sociedad Peruana de Psicoanálisis, Teresa Ciudad, tomará tiempo abordar sin tapujos estos asuntos: “Los padres de hoy han sido hijos criados bajo un modelo conservador, no es tan fácil cambiar esos engranajes. Creo que recién se dialogará abiertamente con los hijos de quienes hoy son hijos”.

EXPLORACIONES
La encuesta hurgó también en la intimidad y revela que los latinoamericanos inician su vida sexual en la adolescencia (entre los 13 y 15 años). Para mayor exactitud, el 63% sostiene que sus primeras exploraciones fueron mediante la masturbación o a través de besos o caricias, pero “sin llegar a mantener relaciones”. En el Perú el 31% respondió que a esa edad “solo hubo besos y caricias” y 28% refirió “solo masturbación”.
Al preguntarse por la primera relación sexual, las respuestas entre hombres y mujeres difieren. Mientras que a ellos les pareció “agradable” y “placentera”, ellas la recuerdan como “delicada” y “romántica”. Rossina Guerrero, psicóloga de Promsex, explica: “El placer se expropió a las mujeres durante siglos. Por mucho tiempo la sexualidad estuvo vinculada al riesgo, y es que la mayor responsabilidad de la prevención la tiene siempre la mujer”.

INFIELES Y SEDUCTORES
Los hombres y mujeres latinoamericanos son –a decir de la encuesta– infieles, toman la iniciativa ante el juego amoroso, están contentos con su cuerpo, prefieren el sexo nocturno y han tenido un promedio de siete parejas sexuales a lo largo de su vida. Lejos de lo que una larga tradición literaria e histórica ha atribuido a la mujer, los varones son más proclives a la infidelidad. El 71% de peruanos reconoce ser o haber sido infiel, mientras que en las mujeres el porcentaje se reduce a 50%.
“La infidelidad de la mujer es un tema complejo y profundo al que la voz del varón ha dotado, a lo largo de la historia, de significados muy precisos. Pero, más allá de los prejuicios machistas, en la infidelidad, sea de mujeres o de hombres, se juegan muchas otras cosas: el deseo o el sueño de ser otro”, dice la escritora Rosa Montero en su prólogo del libro “Mujeres infieles”.

LA TRISTE REALIDAD
Para la especialista de Tendencias Digitales Ana Goité, “el estudio pone de manifiesto la diferencia entre lo que hombres y mujeres piensan acerca de las relaciones sexuales y lo que realmente viven”.
Los peruanos entrevistados (que comparten el promedio con el resto de latinoamericanos) sostienen que la frecuencia ideal es mantener

 relaciones sexuales 4 veces a la semana, pero en la realidad estas apenas llegan a 2.
El promedio en la región de parejas sexuales que se ha tenido es de 10. Campeones, los brasileños con 12, más tranquilos los peruanos con 7 parejas, como se dijo líneas arriba. Una gran mayoría de peruanos y peruanas (80%) afirma haber mantenido relaciones bajo los efectos del alcohol alguna vez.
Es saludable que la gente pueda expresar y ejercer hoy su sexualidad con más libertad y seguridad. Pero como anota Mario Vargas Llosa, en “La civilización del espectáculo”, la positiva emancipación sexual ha llevado a “la banalización del acto sexual, que, para muchos, sobre todo en las nuevas generaciones, se ha convertido en un deporte o pasatiempo […] Desfoga una necesidad biológica pero no enriquece la vida sensible ni emocional ni estrecha la relación de la pareja más allá del entrevero carnal; en vez de liberar al hombre o a la mujer de la soledad, pasado el acto perentorio y fugaz del amor físico, los devuelve a ella con una inevitable sensación de fracaso y frustración”.

Un sitio para encuentros extramaritales



Lo dicho. La infidelidad es algo que se pretende ocultar, pero es inherente al ser humano. Como enésima prueba tenemos a Gleeden.com, un sitio especialmente creado para establecer relaciones extramatritales.

La manzana mordida, símbolo del pecado, da forma al logo de este sitio que clama tener hoy en día casi medio millón de miembros "reales" y ofrece discreción absoluta.

¿Pero necesitamos los aficionados a la infidelidad un Gleeden.com para dar rienda suelta a nuestra "afición"? Por supuesto que no, este sitio sencillamente se alza como una opción más, entre la amplia gama de recursos disponibles, que tenemos hombres y mujeres casados para morder la deliciosa fruta prohibida. ¿O me van a decir que el famoso adultfriendfinder.com o los tantos otros sitios similares disponibles en la red no están atiborrados de casados y casadas buscando relaciones que llenen la necesidad de ser infiel?


Por aquí dejo el artículo donde conocí de este sitio...

http://www.eluniversal.com.mx/estilos/67126.html

Un sitio para ciberinfieles

La página Gleeden.com ofrece a usuarios casados o que viven en pareja, hacer contacto con otras personas igualmente comprometidas, para establecer relaciones
AVENTUREROS. El espacio presume ya de tener más de 470 mil miembros y su meta es rebasar los 500 mil antes del fin de año; según su comunicado, un promedio de mil mexicanos se inscriben diariamente (Foto: ESPECIAL )

Miércoles 27 de octubre de 2010 Marisa Zannie | El Universal marisa.zannie@eluniversal.com.mx
Sabemos que hoy en día hay sitios web y redes sociales para absolutamente todo. Según muchos expertos y entendidos en el tema, Internet no es realmente un medio de comunicación, sino un canal de ésta, pues un medio pone límites y reglas a lo que publica, y en la red, estos no existen.

La teoría es que la sociedad entera se refleja en la world wide web: honestos y deshonestos, buenos y malos, inteligentes y tontos, etcétera.

Los sitios web surgen de la creatividad de sus desarrolladores, pero también en respuesta a la demanda.
Fue para satisfacer a esta última, que apareció en el horizonte cibernético el website llamado Gleeden. com, que aunque fue creado por la compañía estadounidense BlackDivine, fue lanzado en Europa, pues de acuerdo con uno de sus fundadores, Teddy Truchot, francés (por supuesto), los estadounidenses “son mucho más puritanos”, aunque su arranque en aquel país se dio casi en forma simultánea.

Pero, ¿de qué se trata? Gleeden (de glee, gozo en inglés, e eden, paraíso) es un sitio que ofrece contactos entre personas casadas o que viven en pareja, con otras en las mismas circunstancias; digamos que es una especie de sitio de citas, que funciona de la misma manera que, por poner un ejemplo, Match.com, pero cuyos miembros buscan establecer una relación extramarital.

El sitio fue lanzado apenas el año pasado y ya cuenta con 470 216 miembros hasta el día de ayer; poco después de su arranque, fue habilitado en América Latina y hoy presume de estar recibiendo un promedio de mil inscripciones diarias en México y 2 mil en Argentina. Gleeden funciona en 159 países y ofrece establecer contactos tanto nacionales como internacionales.

De acuerdo con un comunicado de la misma ciberempresa, el atractivo radica en que, primero que nada, no hace falta disimular el estado civil para seducir, tener encuentros, formar amistades y “llegar aún a más, si hay química”.

“La idea de crear Gleeden surgió tras comprobar, a través de estudios, que el 30% de los inscritos en sitios de encuentros convencionales se presentan como solteros, cuando en realidad están casados o tienen pareja”, explicó Truchot al diario El Clarín; se trata de establecer relaciones amistosas, amorosas o sexuales sin que esto necesariamente conduzca al divorcio.

Según sus responsables, el sexo no es la prioridad, “no fomentamos la infidelidad, respondemos a una necesidad”, dijo Truchot a El País.

Discreción y seguridad

De acuerdo con el mismo comunicado de la empresa, otra importante clave para explicar el éxito de Gleeden radica en la moderación, la discreción y la confidencialidad que ofrece a sus usuarios. Los perfiles de los aspirantes a miembros están cuidadosamente monitoreados para evitar el que se muestren desnudos, semidesnudos o en poses vulgares en sus fotografías y, de la misma manera, los textos no pueden incluir palabras soeces ni frases abiertamente sexuales o sugerentes.
Según el sitio, sus equipos de moderación hablan varios idiomas y controlan la entrada de miembros verificando si sus fotos no son falsificadas, si la descripción corresponde a la foto, si la frase de presentación es conveniente, etcétera. Es posible denunciar un comportamiento anormal, lo que puede conducir a la cancelación del servicio.

Además, el sitio forma parte del programa de Sphère de seguridad americano: Safe Harbor que se supone garantiza la salvaguarda de la información, dentro y fuera de línea, de sus miembros y refuerza la protección sobre la transmisión de datos personales en los mensajes transferidos entre ellos.

Para todos los gustos

El sitio no limita a los solteros que quieren establecer contacto con casados, pues esta opción también es viable; la intención es, según el mismo website, que el usuario sienta total libertad de externar su verdadero estado civil.

Otra de sus políticas es la de sólo albergar a usuarios 100% reales, pues otros sitios de encuentro utilizan contactos falsos como cebo.

Según el comunicado, su comunidad virtual se compone de un 60% de hombres y un 40% de mujeres, en su mayoría entre los 30 y 45 años.

Los fundadores de Gleeden justifican su existencia asegurando que el 34% de los hombres y el 25% de las mujeres casadas confiesan haber vivido por lo menos un affaire.

De acuerdo con Truchot, la infidelidad se ha banalizado y ya no siempre conduce a la disolución del matrimonio; mientras, otro de sus voceros, David Zuchermann declaró al diario francés L’Express “no inventamos el adulterio, ¡este existe desde siempre!”.

Algo sobre la Encuesta Cuckold 2018

Algo sobre la Encuesta Cuckold 2018  Tras diez días de haber inciado esta aventura, puedo decir que estoy muy gratamente sorprendido po...