martes, 28 de octubre de 2014

Le fui infiel y eso encendió a mi marido

Otro artículo que abona a la realidad de que los cuernos no siempre son motivo de gritos y sombrerazos.


http://www.huffingtonpost.com/2013/07/03/sex-confession-wifes-chea_n_3430833.html

Por Michele Zipp para el blog de CafeMom, The Stir

Oímos hablar de gente que se enciende con cosas raras todo el tiempo. Hay algunas mujeres que se calientan y mojan cuando su marido cocina, y otras personas... se excitan cuando se enteran de que su pareja está teniendo una aventura. "Pérame tantito". ¿¡¿Qué?!?

Marianne* es una madre de dos hijos que ha estado casada con José* por poco menos de 10 años. Las cosas tomaron un giro en su matrimonio el año pasado cuando ella llevó a cabo la fantasía de tener sexo con un chico que le había estado coqueteando desde hacía algún tiempo. Él es un bartender - cómo cliché, dice ella. Ella le dijo a su marido sobre el asunto y en lugar de pedir el divorcio, él la quiere más. Se  prendió. Dejemos que Marianne nos diga más.

"Me siento la mujer más afortunada en la historia del mundo. Fui infiel. Me enredé con un tipo. Fue divertido y emocionante y malo y travieso y ¿mencioné emocionante? Pero yo no quería dejar a mi marido. Yo sólo quería un poco de aventura. Algo para satisfacer estos impulsos sexuales intensos que estaba teniendo y no estaba satisfaciendo en casa. Lo hice en él, le dije a mi marido, y él no sólo me perdonó sino que quería saber los detalles. Le prendió.

Tal vez debería estar preocupada, pero no lo estoy. Bueno, no realmente.

Esta aventura que tuve con Jake*, el bartender del bar local con quien no me atreveré a repetir, tardó tiempo en llegar. Él siempre había coqueteado conmigo, incluso cuando yo estaba allí con José. José y yo habíamos estado muy distantes por muchos meses, cuando yo estaba en una rara noche libre de niño- y marido- y Jake comenzó a coquetear. Le regresé el coqueteo de una manera inofensiva como solía hacer, pero esta vez le di mi número. Él llamó al día siguiente. Hicimos planes. Fuimos a un hotel. En numerosas ocasiones. Una vez a la semana durante unos dos meses. Se puso intenso. Me asusté. Yo quería tener relaciones sexuales con mi marido, no con Jake. Así que rompí y le dije a José.

A él no le hizo la menor gracia. Se sintió triste y herido y lamentó no haberme tenido satisfecha. Le dije cómo esta situación me había afectado y que me sentía muy mal. "No, no deberías", dijo. "Y está bien". Me quedé muy sorprendida. José entendió por qué lo hice. No me pidió el divorcio. Él quería que yo le dijera las mejores partes de tener relaciones sexuales con otra persona para que me pudiera complacer de igual manera. Fue extraño al principio, pero terminé diciéndole, y poco a poco más y más detalles fueron revelados. Y ahora, casi un año más tarde, nuestra vida sexual es mejor que nunca. Superamos la crisis y a veces incluso José me pide que le cuente algo de ese tiempo, ya que él se enciende.

¿Extraño? Tal vez. Pero funciona para nosotros. Y estamos más felices que nunca".

Cuckold Survey 2018 - Preliminary Results

Cuckold Survey 2018 PRELIMINARY RESULTS The Cuckold Survey 2018 is a 100% amateur effort (English is not my native language, s...