jueves, 31 de mayo de 2012

Cuernos y divorcio

Es muy común la ocurrencia de casos de parejas "open mind" que terminan en divorcio. Es ésta una de las principales razones por las que tantos sexólogos no recomiendan la inclusión de terceros en la actividad sexual de la pareja. Sin embargo, queda claro que ni todos los divorcios son producto de la incorporación de terceros en el sexo, ni todas las parejas que incluyen a terceros en su relación terminan en divorcio.

¿Qué es entonces lo que determina el éxito de una pareja con relación abierta?


Primeramente, es importante notar que tarde o temprano las parejas reciben la visita del Sr. Tedio. El tedio en la pareja se explica en el hecho de que el ser humano no es monógamo por naturaleza. Natura nos mueve, tanto a hombres como a mujeres, hacia la búsqueda constante de nuevas parejas sexuales, como un medio de favorecer la conservación de la especie. Por tanto, la constante búsqueda de parejas sexuales no es producto de capricho o "maldad", sino resultado de un impulso natural codificado en nuestro instinto. He ahí la gran incidencia de "infidelidad" en nuestra sociedad.

 Ante esta realidad, las parejas tenemos tres opciones:

  1. Permanecer unidos y sin sexo con terceros. Es lo que la sociedad "tradicional" dicta, pero muy pocas parejas lo logran por la sencilla razón de que va contra Natura.
  2. Romper con la pareja cada vez que "la magia" se va. Es lo que la sociedad "moderna" sugiere. Si ya no te sientes enamorado, sepárate y búscate alguien más. Suena bien, pero ir de pareja en pareja deriva en la no consolidación de relaciones estables.
  3. Permanecer unidos en una relación abierta. Si la fidelidad parece ir contra Natura y las separaciones recurrentes también derivan en infelicidad, ¿cuál es entonces el camino? ¡Las relaciones abiertas! Éstas permiten la construcción de una relación de pareja estable y, al mismo tiempo, abren la puerta para el disfrute al que Natura nos mueve.


Para lograr el éxito en una relación abierta son muy importantes la comunicación y la información. Es muy recomendable que la pareja profundice unida en la temática sexual. Conforme se adentra en el mundo de la sexualidad, irá rompiendo tabúes y encontrándose con un estilo de vida que, si bien aún no es admitido socialmente, sí trae muchas otras cosas positivas a cambio, como la posibilidad de disfrutar sexualmente de otras personas (ya sea que ambos se pongan los cuernos mutuamente, ella se los ponga a él - cosa que nos mola a tantos - o viceversa), sin que ello implique un debilitamiento de la relación de pareja.

sábado, 19 de mayo de 2012

¿Por qué nos gustan los cuernos?



"¿Por qué nos gustan los cuernos?" es tan fácil o difícil de contestar como "¿por qué nos gusta la música, el deporte, la lectura, el cine, etc.?". Con esto quiero decir que la afición cornuda no es muy distinta de cualquier otra afición, en lo que hace a su origen.

Entre los muchos factores genéticos, como la altura o el color de piel, seguramente existe un menos obvio "gen cornudo", el cual puede ser definido como "la capacidad de gozar del disfrute que la pareja sexual tiene con otras personas".

La magnitud de esta "capacidad" varía en un rango muy amplio, lo cual explica que haya personas que adoran ver a su mujer con otros, en tanto que otras más detestan la pura idea.

Esta magnitud también varía a lo largo del tiempo en cada individuo, dependiendo de su entorno y de los eventos que ocurren en éste. Esto explica por qué algunas personas que no se consideraban "almas cornudas", repentina o paulatinamente comienzan a adquirir esta "capacidad".

De manera que la pregunta "¿por qué me enciendo al ver/imaginar a mi esposa con otro hombre?" es similar a "¿por qué tengo este color de piel?"... ¡porque nací con la tendencia a tener este color y el nivel de exposición solar que he tenido me ha cambiado de esta manera!".

Esta teoría de una tendencia cornuda de nacimiento puede parecer simplista, pero pretende ser simple. La idea de una "tendencia natural para el disfrute de algo" podría explicar cosas como "por qué no toda la gente disfruta al mismo nivel los deportes, la música, viajar, la tecnología, etc.".

En resumen, ¿por qué nos gustan los cuernos? Porque nacimos con la inclinación de disfrutar de éstos y eventualmente algunos eventos de nuestra vida han estimulado o restringido el desarrollo de esta tendencia natural.

Otra duda podría ser ¿qué hizo que la naturaleza humana incluyera "el gusto por los cuernos" como un factor entre los muchos que nos definen? Quizá es una consecuencia del instinto de conservación de la especie. La reproducción, propia o ajena, es un beneficio para la conservación de nuestra especie y, por tanto, Natura nos recompensa con placer. Disfrutamos de follar, pero también disfrutamos de ver cómo otros follan, pruba de esto es el evidente éxito del porno.

El silogismo es simple: disfrutamos de ver follar a "otras personas", nuestra esposa es "otra persona", por lo tanto, disfrutamos de ver a nuestra esposa follar. Más claro, ni el agua.

Pero de aquí se desprenden al menos dos dudas:

1) Si supuestamente es natural que el hombre disfrute de ver a su esposa follar con otros, ¿por qué tantos hombres detestan la pura idea? Es decir ¿por qué hay quienes odian la idea de que su mujer les ponga los cuernos?

2) Si supuestamente nos gusta ver a nuestras esposas follando con otros porque sencillamente nos gusta ver a otras personas follando entre sí, ¿por qué a tantos hombres les gusta mucho más ver a su mujer follando con otros que a cualquier otra mujer? Es decir ¿por qué hay quienes aman la idea de que su mujer les ponga los cuernos?

Uno de los elementos clave de la biología es la diversidad. Si no todas las personas tenemos la misma estatura, el mismo color de piel, el mismo gusto por los deportes extremos... ¿por qué deberíamos de tener el mismo gusto por los cuernos? Unos adoran viajar, otros aman el cobijo de su hogar; unos gozan del rock pesado, otros prefieren música para meditación; unos se deleitan viendo cómo un sujeto en mallas tortura a un astado, otros adoran a los animales.

No todo es genética, por supuesto. En el ser humano el aspecto cultural es fundamental. Si toda la vida te han dicho que aceptar que tu pareja te ponga los cuernos es de seres "despreciables", por supuesto que, de sentir esa inclinación, tratarás de reprimirla. Sólo el tiempo y el acceso al conocimiento pueden ir rompiendo las cadenas.

lunes, 14 de mayo de 2012

Redes sociales y cuernos



Estadísticas reportan que en 3 de cada 10 divorcios algo tuvo que ver Facebook. Enfrentémoslo: Facebook es terriblemente indiscreto, lo que lo convierte en el peor sitio para desarrollar relaciones vinculadas con cuernos. Sean consentidos o no, los cuernos deben manejarse siempre con la mayor discreción, ya que los costos sociales de la infidelidad suelen resultar demasiado altos.

¿Es entonces Internet inapropiada para poner cuernos?  Todo lo contrario, Internet es quizá el medio más propicio para desarrollar todo tipo de relaciones, incluidas las de cuernos, la clave está en la herramienta utilizada, por lo que se han desarrollado otro tipo de sitios especializados en la materia. Ya antes hablé aquí de Gleeden, pero también están Second Love, Ashley Madisnon, Romance Secreto o Victoria Milan.


Por aquí les copio y pego un artículo sobre el tema, que me pareció interesante.

http://www.clarin.com/sociedad/Infidelidad-boom-paginas-citas-clandestinas_0_533946698.html

Infidelidad 2.0
El boom de las páginas de “citas clandestinas”

11/08/11
Millones de personas ya usan estos sitios que unen a los que buscan un romance secreto.

Desde el establecimiento de la Web, Internet se convirtió en una plataforma eficaz para establecer contactos amorosos o de amistad. Al principio con los chats y más adelante con sitios y redes sociales especializadas en la búsqueda de pareja. Estas herramientas no dejan de crecer y de volverse más y más sofisticadas. La última moda son las web dedicadas en exclusiva a las personas que quieren ser infieles sin complicaciones.

La infidelidad es tan vieja como el compromiso pero Internet ha revolucionado la cuestión y permite tener una aventura de forma rápida y sin dejar rastro.

Ashley Madison, Second Love, Romance Secreto, Gleeden o Victoria Milan son algunos de los sitios que proponen contactos, y con la máxima confidencialidad para las personas con pareja que quieren echarse una cana al aire.

Un “romance secreto”, un “desliz confidencial”, una “aventura discreta”, una “cita clandestina”, un “paréntesis infiel”... Esto es lo que prometen estos sitios web a sus clientes, a quienes describen como personas insatisfechas con sus relaciones de pareja.

Carla Couto, de Second Love, explicó que una gran parte de los usuarios de este tipo de páginas buscan sexo sin compromiso, “una aventura ocasional fuerte”, pero también volver a sentir la emoción del coqueteo y huir de la rutina de su matrimonio, lo que no siempre se traduce en un encuentro físico, sino que puede limitarse a una charla online sobre sexo.

“Sabes que no quieres un cambio radical en tu vida, pero sí necesitas algo nuevo, diferente y sólo para ti. Rompe con tu rutina y haz algo atrevido”, dice uno de los anuncios de Second Love.

“Aceptamos que existe un porcentaje de personas que no está satisfecho con su relación actual y al que le gustaría recibir atención extra fuera de ella”, sostiene el portal Romancesecreto.com.

El perfil del usuario de estas redes, indicó Couto, es el de varones y mujeres de entre 31 y 40 años de clase media alta, con estudios superiores y en muchos casos con hijos. La vocera de Second Love destacó que, en su mayoría, son heterosexuales que llevan conviviendo o casados con su pareja entre uno y cinco años.

La confidencialidad –no se utilizan nombres reales y la navegación por estos sitios no deja rastro– y el hecho de contactar con personas sentimentalmente comprometidas son los aspectos más valorados por los usuarios.

“Había una laguna”, reconoció Couto, quien ha asegurado que este modelo de negocio en Internet es rentable porque hay un gran número de personas que desean tener relaciones extraconyugales.

En países como Canadá y Estados Unidos el fenómeno de los sitios de encuentros casuales no es nuevo. Por ejemplo, el sitio Ashley Madison, líder en el sector, empezó su actividad hace una década y ya cuenta con 10 millones de usuarios en todo el globo.

Para encontrar a una persona compatible con la que tener una aventura, el infiel potencial tiene que rellenar un formulario acerca de sus características físicas y personales.

Aunque por muy eficaz que resulte la red, sólo en el cara a cara se descubrirá si la compatibilidad se traduce en química. Y al final, los riesgos de ser descubierto siguen existiendo.


viernes, 11 de mayo de 2012

Los JAV y la temática cornuda

Toda la vida me he quejado de lo insulso que resulta la mayoría del porno. Chicas que a la menor provocación, sin mediar argumento alguno, se quitan la ropa y se ponen a fornicar de la manera más mecánica posible. Claro que este tipo de videos resultan muy excitantes... cuando uno es adolescente o tiene la libido demasiado alta, pero generalmente lo que uno quiere es... sí, sexo hardcore, pero también argumento. Muchas veces lo que está en torno al acto sexual resulta mucho más excitante que el acto por sí mismo.

Por supuesto que no todos piensan lo que yo, a decir del gran éxito que el porno soso tiene, pero para aquellos que disfrutamos del porno argumentado, afortunadamente existen opciones, como las que dan los afamados JAV (por sus siglas en inglés Japanese Adult Video).

No todos los JAV son argumentados, hay que decirlo, pero un buen porcentaje sí lo es, y no son pocos los que se vinculan con la temática del blog: los cuernos, lo cual es natural, dado que los cuernos son una de las cosas más morbosas que existen.




Justamente me acabo de topar con un JAV que me hizo venir a escribir esto. No lo subo, porque no es lo mío, pero es fácil encontrarlo en la red si ponemos en Google "JAV ABS-110". Presenta la historia de una pareja en la que ella es un tanto fría con él y no tanto con otros ("con todos menos conmigo", diría la canción). ¡Uf! ¡Está muy recomendable!

Y así como ésta, hay muchísimas otras pelis porno japonesas rebozantes de ingredientes keratáfilos... ¡muchas! Este tip, por cierto, me lo pasó en su momento un colega de la red apodado "Toro Sentado" (gracias, camarada, me señalaste la puerta de un mundo genial).

Eso sí, aclarar que la mayoría del JAV está censurado (pixelado en las partes nobles de los actores), cosa que en lo personal no encuentro con mayor problema, ya que lo que uno busca no es ver pelos o carnosidades sino, como ya dije, argumento erótico y sexo hardcore.

Algo sobre la Encuesta Cuckold 2018

Algo sobre la Encuesta Cuckold 2018  Tras diez días de haber inciado esta aventura, puedo decir que estoy muy gratamente sorprendido po...