miércoles, 30 de noviembre de 2011

Screw my wife, please

"Fóllate a mi esposa, por favor" es el título de una de las series de pelis porno más largas que yo conozca. Hasta donde tengo entendido, han sido 69 (¡69 tenía que ser!) la cantidad de películas que la productora ha sacado con este título.

El concepto es relativamente simple: parejas que desean realizar una fantasía de cuernos (y, de paso, aparecer en una peli porno con lo que ello repre$enta) acuden con los productores, quienes ponen todo, incluyendo al semental (o a los sementales, cuando la fantasía lo impone), para que la señora y/o su marido, haga(n) realidad el sueño de que ella se acueste con otro delante de su esposo y ante las cámaras.

Aunque todas las escenas tratan prácticamente de lo mismo, el anfitrión, un sujeto falto de pelo, pero sobrado de morbo, realiza a la pareja una pequeña entrevista antes de "soltar al toro" para que cornee al marido. Esta entrevista hace única a cada escena.

Estoy con quienes piensan que las mayoría de las parejas son falsas, formadas de actores, pues. Sin embargo, llámenme inocente, pero tengo la impresión de que más de alguna pareja es real, ya que no todas las chicas tienen la pinta de "pornstar".

¿Que dónde se consiguen? En la red. Se venden en muchísimos sitios y también, por supuesto, está la opción de bajarlas piratas, para quienes gustan de ponerse el parche. Para ambos casos es sólo cosa de poner en Google el nombre de la serie y les aparecerán muchísimas entradas (más de 2 millones de referencias me acaban de salir).

No sé si sea la mejor serie sobre cuernos consentidos, pero sí la más larga. Muy recomendable para los keratáfilos de corazón. ¿Habrá algún "enfermo" que haya coleccionado casi todas las escenas de esta serie? (ejem...).

Algo sobre la Encuesta Cuckold 2018

Algo sobre la Encuesta Cuckold 2018  Tras diez días de haber inciado esta aventura, puedo decir que estoy muy gratamente sorprendido po...